El Horno Microondas y su Impacto en la Salud y el Medio Ambiente

El Microondas y su Impacto en la Salud y el Medio Ambiente

El horno microondas está presente hoy en día en la mayoría de los hogares. Este siempre ha tenido una mala prensa debido a su supuesto impacto en la salud y el medio ambiente. Ahora es ampliamente aceptado, pero ¿es por ello inofensivo?

Resulta que en algunas circunstancias, sería más bien lo contrario, el horno microondas demuestra ser la mejor opción para ti y para el medio ambiente.

¿Cómo funciona el horno de microondas?

Un horno microondas, o simplemente el «microondas», funciona al agitar las moléculas de agua que la comida contiene, mediante la radiación de microondas. En un microondas, solamente el agua contenida en el alimento se calienta, el resto de la comida se calienta por conducción con el agua.

¿Entonces el microondas es bueno o malo para la salud?

Aclaremos desde el principio un punto muy importante: las microondas son radiaciones no ionizantes, y por lo tanto son mucho menos peligrosos que los rayos gamma o rayos X, o incluso los ultravioletas del sol. Las reglamentaciones requieren una frecuencia de entre 2,4 y 2,5 Ghz, frecuencia comparable a una Wi-Fi.

La cuestión de los efectos de las microondas sobre la salud humana han sido objeto de varios estudios. Algunos demuestran que no existen signos de toxicidad o carcinogenicidad. Otros sugieren un aumento anormal en el número de leucocitos en la sangre de las personas que consumen alimentos cocinados en el microondas, pero estos estudios y estas informaciones nunca han sido validadas por otros estudios científicos. Mira este artículo que desmonta varios de estos estudios.

Los problemas de salud y seguridad asociados con la cocción en microondas son generalmente similares a los relacionados con otros métodos de cocción, incluyendo los hornos convencionales, placas y parrillas.

De hecho, todos los tipos de cocción, incluso los realizados con vapor, hacen perder a los alimentos una parte de sus cualidades nutricionales. Sin por eso llegar a ser un fanático de lo crudo, recuerda que cuanto mayor sea la cocción, más nutrientes se ven afectados.

La cocción de alimentos en el microondas no produce productos tóxicos ni los hace cancerígenos.

El impacto del microondas sobre la salud es incluso menor que otros tipos de cocción

Efectivamente, la cocción en microondas tiende a alterar menos los nutrientes que los métodos de cocción tradicionales, dada la reducción en el tiempo de cocción y la cantidad de agua utilizada.

Para ayudar a preservar los nutrientes cuando se cocina en el microondas, usa técnicas que consigan la distribución uniforme del calor. Esto evitará la aparición de puntos calientes, signos de una posible cocción excesiva.

El microondas, ideal para pequeñas cantidades

Debes saber que la cocción de alimentos es sólo una muy pequeña parte del consumo eléctrico nacional.

En comparación con la calefacción e incluso con la iluminación, la cocción no tiene un gran peso en la factura de electricidad para una casa. Y en cuanto a los microondas, estos consumen menos electricidad que los hornos eléctricos «clásicos».

Un horno eléctrico convencional necesita una potencia media de 3000 vatios, mientras que un microondas tiene una potencia de alrededor la mitad.

De hecho, el microondas calienta directamente la comida (el agua, como recordaras), mientras que el horno convencional calienta el entorno y la comida que allí se encuentra por conducción.
El consumo de energía de los microondas es óptimo cuando se trata de calentar o cocinar pequeñas cantidades, debido a que la transferencia de energía va directa para el alimento.

Cuando recalentamos porciones más grandes, la diferencia en el consumo de energía entre un microondas y un horno eléctrico «clásico» se desvanece un poco. Pero, cuando la parte es más pequeña, el consumo de un horno convencional puede ser casi 10 veces mayor que el de un microondas

Otra ventaja en el uso del microondas es la menor pérdida de calor en el aire.

¿Microondas: un menor número de platos pero más envases?

Una de las ventajas es el hecho de poder calentar directamente la comida en el plato lo que reduce el número de utensilios para lavar después.

No obstante, el envase de los alimentos congelados que se calientan en el microondas es una fuente importante de residuos: la caja de cartón, film, y con frecuencia una bandeja en cartón laminado que contiene la comida congelada.

En resumen, algunos hacen hincapié en que los alimentos «especial microondas» no son precisamente los más sabrosos o los más sanos pero hay que reconocer que el microondas no es en sí una mala opción para tu salud o para el medio ambiente como sugieren algunos rumores.

One thought on “El Microondas y su Impacto en la Salud y el Medio Ambiente

Deja un comentario